La Sociedad Latinoamericana de Economía Política y Pensamiento Crítico (SEPLA) felicita y expresa su respaldo a las IX Jornadas de Economía Crítica (JEC), realizadas en conjunto con la SEPLA en Córdoba, Argentina, entre el 25 y el 27 de agosto de 2016. Estas Jornadas han permitido profundizar el análisis sobre la actual ofensiva burguesa en escala mundial y particularmente sobre Nuestra América.

Rechazamos el incremento de la explotación de los trabajadores y trabajadoras, la expoliación de los recursos naturales, la pérdida de derechos, la profundización de la dependencia y el carácter necesariamente cada vez más represivo de esta contraofensiva, frente al desdoblamiento de la crisis estructural del capitalismo y sus efectos sobre la región, que ha puesto en jaque distintas perspectivas de pacto social.

Precisamente en los días del coloquio, el 25 de agosto de 2016, se ha dado en Córdoba el fallo y la condena por crímenes de lesa humanidad a 38 genocidas que han participado de la represión durante la década del ’70 y la dictadura de 1976 en Argentina. Los condenados han actuado en el centro de detención clandestina de La Perla, ubicado en esta provincia. Se trata de un marco en la construcción de la Memoria, Verdad y Justicia que debe ser reivindicado por todos y todas en Nuestramérica.

Asimismo, denunciamos la militarización en la región y el carácter coercitivo, antidemocrático y profundamente represivo de los golpes perpetrados en años recientes en la región, desde el golpe en Haití con el auxilio de tropas de la MINUSTAH -provenientes en la mayoría de nuestro continente y lideradas por tropas de Brasil-, el golpe en Honduras en 2009 contra el gobierno de José Manuel Zelaya, el golpe en Paraguay en 2012 contra el gobierno de Fernando Lugo y en estos momentos el carácter represivo y anticonstitucional del golpe perpetrado en Brasil contra el gobierno de Dilma Rousseff y las medidas de ataque a los trabajadores y trabajadoras tomadas por Michel Temer. También repudiamos particularmente su postura volcada hacia la destrucción de un proceso de integración regional que, con todas sus contradicciones, se vino incrementando en los últimos quince años con propuestas como el ALBA, UNASUR, CELAC, el Banco del Sur y el Mercosur.

Reivindicamos especialmente las iniciativas que en los últimos años han propuesto la integración latinoamericana más allá de los intereses de mercado -como el ALBA- y denunciamos la violenta y reiterada campaña política, económica e ideológica contra la Revolución Cubana y los seguidos intentos de desestabilizar a los gobiernos de la República Bolivariana de Venezuela y de la República de Bolivia, a los que se sumó tristemente también en esta fecha el asesinato de Rodolfo Illanes, viceministro de Régimen Interior del gobierno de Evo Morales.

En efecto, uno de los elementos centrales de esta nueva ofensiva imperialista son los tratados de libre comercio que, tras la derrota del ALCA, se han reforzado y siguen reforzándose con los tratados bilaterales de inversión, con la profundización de tratados regionales como el TLCAN y, más recientemente, con las espurias negociones secretas sobre el Acuerdo Internacional sobre el Comercio de Servicios (TISA) y con el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

Denunciamos asimismo las posturas de los gobiernos que en esta misma coyuntura han sido electos para participar en esta ofensiva y profundizarla, como es el caso del gobierno de Mauricio Macri em Argentina, que se ha alineado con la agenda norteamericana, desplazando en importancia a los lazos regionales en favor de una veloz desregulación y apertura de la economía. El carácter regresivo de este gobierno funciona como cabeza de playa en la región, como se hizo evidente con la pronta aceptación del ilegítimo gobierno de Temer o los ilegales intentos por desplazar a Venezuela del Mercosur.

Por otra parte, reiteramos nuestro respaldo a los tratados de paz en Colombia, mediados en La Habana, por cuanto expresan un reconocimiento del carácter político del conflicto armado en este país, su explicación por el mismo orden social vigente, y por tanto, la imposibilidad de encontrar una victoria militar para las clases dominantes.

América Latina se enfrenta a la apertura de una etapa muy difícil. La resistencia de los pueblos y la infinita creatividad de nuestra lucha se multiplican y se siguen contraponiendo, en todos los rincones, a la ofensiva por someternos a las insoslayables contradicciones de la reproducción ampliada del capital social global.

En estos momentos de viraje político y de profundización de la ofensiva burguesa en contra de los trabajadores y trabajadoras del mundo y de Latinoamérica, tenemos más que nada la tarea de lograr la unidad entre sectores de la izquierda que, recogiendo las experiencias de lucha y los saberes de cada pueblo y en cada parte, pueda conformarse como proceso de superación histórica y construcción de sujeto revolucionario. La Sociedad Latinoamericana de Economía Política y Pensamiento Crítico tiene el reto de orgánicamente aportar a este proceso, hermanada con la lucha de los pueblos de Nuestramérica.

Córdoba, 27 de Agosto de 2016

Carta sepla Cordoba 2016.pdf

https://i1.wp.com/sepla21.org/wp-content/uploads/2016/09/SEPLA-logo-JEC-Perla.png?fit=1024%2C195&ssl=1https://i1.wp.com/sepla21.org/wp-content/uploads/2016/09/SEPLA-logo-JEC-Perla.png?fit=150%2C29&ssl=1SEPLAAmérica LatinadeclaraçõesEventostraducaopendenteLa Sociedad Latinoamericana de Economía Política y Pensamiento Crítico (SEPLA) felicita y expresa su respaldo a las IX Jornadas de Economía Crítica (JEC), realizadas en conjunto con la SEPLA en Córdoba, Argentina, entre el 25 y el 27 de agosto de 2016. Estas Jornadas han permitido profundizar el análisis...Sociedade de Economia Política Latinoamericana