El I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista fue convocado asumiendo la firme concepción histórica de la teoría marxista, con la convicción de su importancia para rebatir la postura que hasta hoy día pretende consagrar al capitalismo como un modelo “natural y ahistórico”, y con la seguridad de que sólo a partir de esta concepción y de una actitud político-militante pueden pensarse, diseñarse, evaluarse y defenderse transiciones revolucionarias hacia nuevas alternativas de tipo socialista. Asumimos el marxismo como la teoría revolucionaria a partir de la cual tener una práctica, una actitud político-militante que piense, diseñe, evalúe y defienda transiciones revolucionarias hacia nuevas alternativas de tipo socialista.
Los procesos de transición al socialismo no son ni espontáneos ni abruptos, lo que significa que en ellos conviven contradictoriamente las características de aquella sociedad que se busca trascender, la capitalista, con las de esta que se intenta construir, la socialista. Aún cuando haya cambiado su forma por una más asentada en las crisis de las deudas públicas que empezó en 2007, la economía capitalista mundial sigue imbuida en su crisis. Esto no tiene nada de nuevo, como no lo tiene tampoco esta otra arremetida neoliberal: fuertes ajustes fiscales y una nueva ronda de reformas a favor del mercado, que implican una mayor sobreexplotación del trabajo, conforman la estrategia de desarrollo de la tampoco para nada novedosa onda conservadora y derechista que se nos asoma.
Si llegara a imponerse de lleno la salida del capital para su propia crisis, la cuenta de este retorno neoliberal la pagaremos los trabajadores, con todas sus consecuencias sociales y políticas. Para nosotros, en Venezuela y en América Latina, no hay alternativa. O profundizamos la construcción del socialismo, desde abajo, desde los pueblos, los trabajadores, o el capitalismo dependiente mostrará toda su saña frente a la clase trabajadora.
Venezuela es hoy espacio de la confrontación mundial de la lucha de clases, velada, disimulada, disfrazada, encubierta casi magistralmente, en la cotidianidad de la inflación, de las colas y la escasez, expresiones estas del ataque del capital y de sus personificaciones, y que no son ni más ni menos que una guerra económica para dar al traste las conquistas y reformas sociales que ha obtenido del gobierno bolivariano el pueblo trabajador.
En Venezuela, el gobierno bolivariano ha impulsado políticas antineoliberales que estaban orientadas a la privatización de la seguridad social, de los servicios de salud y la educación. Se llevaron adelante reformas sociales que apuntan a un nuevo paradigma de política social, donde esta pasa a ser considerada un derecho social, independientemente de su vinculación con el mercado de la fuerza de trabajo. Así mismo, se institucionalizó una política salarial activa. Se adelantó una reforma laboral tendiente al aumento del tiempo libre para la recreación y el estudio por parte de la clase trabajadora, y se consolidaron otros beneficios sociales que han significado una disminución relativa en la transferencia de valor hacia la burguesía.
El presidente Chávez en el V Foro Social Mundial, celebrado en Porto Alegre el 30 de enero de 2005, declara: “Cada día me convenzo más: capitalismo o socialismo. No tengo la menor duda, es necesario – dicen muchos intelectuales del mundo – trascender el capitalismo, pero agrego yo: el capitalismo no se podrá trascender por dentro del mismo capitalismo, ¡NO!; al capitalismo hay que trascenderlo por la vía del socialismo. El verdadero socialismo, la igualdad, la justicia… y en democracia”
Todo ello ha generado ataques feroces de la burguesía, que en la coyuntura actual se expresan en especulación, acaparamiento y contrabando. Convencidos estamos que no es un problema de orden administrativo ni técnico lo que está ocurriendo en nuestro país, es más bien la expresión nacional del enfrentamiento del capital contra el trabajo, contra los pueblos, que se libra a nivel mundial; es el equivalente a los ataques de las fuerzas del imperio contra Afganistán, Irak, Libia, Siria o las violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno israelí al pueblo Palestino. El capitalismo en su lucha por su hegemonía y expansión, ha quebrantado la legalidad y la institucionalidad que él mismo había creado.
La burguesía en Venezuela viola leyes, regulaciones y los más elementales principios de convivencia. No ha dado tregua desde el año 1999. Por ello, hay que responderle con medidas que superen la institucionalidad vigente.
El socialismo hasta ahora conocido, si bien ha tenido su relevancia histórica al frenar el afán expansionista del imperialismo y ha significado conquistas para el mejoramiento de las condiciones de vida, especialmente del pueblo pobre, ha dejado inalterado el corazón del capitalismo: el trabajo asalariado, y ello ha creado condiciones para su reproducción. El régimen capitalista tiene el dominio político y económico de la clase trabajadora. Hay, sin embargo, un velo que oculta la realidad antidemocrática y explotadora del capitalismo, la ilusión de libertad de trabajo que se ejerce a cambio de un salario. Sólo habrá una otra sociedad, un genuino socialismo, una sociedad no capitalista, cuando el trabajo asalariado, controlado por la burguesía sea sustituido por el trabajo de productores libres y asociados.
No sólo hay que declararse revolucionario, hay que serlo en la práctica, en la vida cotidiana, aplicando medidas revolucionarias y no sólo “técnicas”. Lo solamente “técnico”, es para situaciones “normales”, cuando hay proporcionalidad en las conductas de la burguesía. Las medidas proporcionales al desempeño hostil de la burguesía son aquellas que interrumpan sus circuitos de producción y realización del plus valor.

El I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista, celebrado en Caracas del 06 al 08 de julio de 2016, fue un espacio que permitió dialogar en torno a experiencias de distintas instancias del poder popular y de otros movimientos sociales, donde se verifican las diversidades y pluralidades de la construcción socialista desde aquí y ahora. El sistema Económico Comunal es el invento -en términos de Simón Rodríguez- desde Venezuela de otras formas de hacer economía alternativa a la capitalista. Asume el reto, de cara a nuestro futuro, de contribuir a la creación de la base material para la satisfacción de necesidades de forma solidaria hasta avanzar con una sociabilidad socialista que haya eliminado las relaciones de trabajo asalariado.
Con este I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista, hemos dado un paso significativo en la continuidad de la militancia revolucionaria hacia la conformación de redes de centros de investigación y de investigadores independientes, pero ello no es todo.
A partir de esta primera edición, nosotros, los involucrados en su concepción y organización, asumimos el compromiso de hacerlo desde una otra forma de trabajo, una que contemple la posibilidad de impulsar y participar en esfuerzos investigativos comunes, apostando por el trabajo conjunto y estratégicamente orientado hacia el abordaje de los desafíos y las problemáticas de la transición. Para ello y en consonancia con lo antes dicho y con los objetivos que nos trazamos al abordar este I Encuentro, se priorizan las siguientes líneas de acción:

  • Nos comprometernos a realizar el II Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista Concebimos las investigaciones como parte de un Proyecto Nacional de transición al socialismo de manera socialista.
  • Continuaremos el proceso de investigación a partir de los ejes temáticos, en tanto líneas de investigación, de manera autónoma, pero coordinada, lo que permitirá conjuntar a los centros de investigación e investigadores independientes.
  • Impulsaremos espacios para la difusión y comunicación de las investigaciones presentadas en el Encuentro. Fortaleceremos los vínculos con redes latinoamericanas de investigación desde una perspectiva crítica.
  • Estimularemos los vínculos entre los investigadores y comunas, movimientos sociales, y organizaciones populares.

 

Caracas, 8 de julio de 2016
Comité Organizador
I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista

Sitio Web del Encuentro:

Las alternativas en la transición frente a la historicidad del capitalismo

https://i0.wp.com/sepla21.org/wp-content/uploads/2016/07/I-Encuentro-EP-Marxista-Venezuela-e1468369963544.jpg?fit=1024%2C466https://i0.wp.com/sepla21.org/wp-content/uploads/2016/07/I-Encuentro-EP-Marxista-Venezuela-e1468369963544.jpg?fit=150%2C68SEPLALatinoamericaEl I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista fue convocado asumiendo la firme concepción histórica de la teoría marxista, con la convicción de su importancia para rebatir la postura que hasta hoy día pretende consagrar al capitalismo como un modelo “natural y ahistórico”, y con la seguridad de que...Sociedade de Economia Política Latinoamericana