campañas

En solidaridad con Bolivia

La Sociedad de Economía Política y Pensamiento Crítico de América Latina (SEPLA), se suma a las diversas voces y fuerzas sociales y políticas de Bolivia, Nuestra América y el mundo, para exigir el respeto a los resultados electorales del Estado Plurinominal de Bolivia, que determinan el triunfo democrático del presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera, en la primera vuelta, mediante el voto mayoritario del pueblo boliviano. Esta decisión popular expresa un amplio respaldo a los avances democráticos impulsados y materializados por el gobierno del MAS en cabeza del primer presidente indígena. En este sentido, rechazamos los intentos golpistas y desestabilizadores impulsados por fuerzas reaccionarias amparadas en la ingerencia extranjera, especialmente de los Estados Unidos. El gobierno del presidente Evo Morales, soportado en una amplia masa social y popular que lo respalda, ha logrado el reconocimiento de la multiculturalidad de la sociedad boliviana y la construcción y consolidación del Estado Plurinacional autónomo y soberano. Esto ha permitido la ampliación de la participación social y popular de la mayoría indígena de su población ensanchando la democracia social y económica, y revirtiendo el racismo y la discriminación social que la relegó durante 500 años. Y es justamente esta ampliación democrática…
Leer más/Ler mais
Capítulo Paraguay

Horacio Cartes sería el segundo mayor terrateniente de Paraguay

Horacio Cartes sería el segundo mayor terrateniente de Paraguay El dossier “Latifundistas del siglo XXI” analiza a la posesión de tierra como la principal fuente de poder en el país Sudamericano. Asunción, 6 de abril de 2017 (BASE-IS) En Paraguay serían alrededor de 600 los principales terratenientes, en una lista encabezada por la Secta Moon y el actual presidente de la República, Horacio Cartes. Eso se desprende del ensayo “Latifundistas del siglo XXI” escrito por el economista Luis Rojas Villagra, que compartimos in extenso más abajo. “Los latifundistas del siglo XXI siguen imponiendo su ley, la del más fuerte. Las leyes e instituciones del Estado son solo una apariencia, la que se desvanece al menor contacto con los intereses de algún terrateniente. Las políticas de tierras del gobierno actual, como el Sistema de Información de Recursos de la Tierra (SIRT) y la recuperación de lotes en algunas colonias del Indert, no pasan de ser un burdo maquillaje a su política real de despojo y expulsión campesina e indígena, como atestiguan los casos de Guahory, Marina Kue, Barbero, Laterza Kue, Capiibary, y las comunidades indígenas de Sauce e Y’apo. A pesar del escenario adverso, en todos estos casos la resistencia popular…
Leer más/Ler mais